We are the champions

Hola amigos,

No sé a vosotros, pero a mi las resacas se me están acumulando. El fútbol y las procesiones van a acabar conmigo. ¡¡Vaya nochecita!! Reconozco que a mi el fútbol ni me va ni me viene y que no soy ni del Madrid ni del Barcelona, pero yo me lo paso pipa viendo la rivalidad (siempre sana) entre la gente de ambos equipos. Y para disfrutar de un clásico como Dios manda, me fui a un bar. Con mi tapita de ensaladilla rusa, presencié el panorama donde la gente no hacía más que gritar “Aiinssss” y a algunos se les saltaba alguna lagrimilla. Por supuesto, no faltó las referencias a las familias del árbitro y jugadores varios. Después de esos 90 minutos, decidí emprender la ruta cofrade por las calles de la ciudad, pero no me entretuve demasiado. Hoy tenía que hacer muchas cosas, entre ellas, escribir en este pedazo de blog que me he apañado.

Hoy le dedico el post a los madridistas, que ya tienen una nueva copa en sus vitrinas.

Adrenalina

Eeey babies,

¿Cómo os va la vida? Yo estoy muuuuuuy cansada y muuuuuuy deprimida. Cansada, porque llevo ya muchos días sin parar: procesión pa´arriba, procesión pa´bajo.  Es lo que tiene tener un novio tan cofrade. Por cierto, no os he hablado de mi amorcito. Llevo tantos años con él que es casi una parte más de mi, como lo es mi casa o mi pelo, por ejemplo. Se llama Roberto y es más dulce que una rebanada de nocilla cubierta de leche condensada y con ositos de gominola por encima. Realmente, es un cielo de persona. Tuvimos mucha suerte al encontrarnos tan jovencitos, dieciséis añitos nada más.

Angelita, te pones a hablar y te quedas solísima…tanto que se te ha olvidado que también andas un tanto deprimida. Bueno, no os preocupéis que estoy bien. Tengo un día tonto, pero poseo la solución para que deje de serlo. Seguro que te estás preguntando que cuál es ese secreto para levantar el ánimo. Venga sí, dilo. ¡La música! ¿Qué haría yo sin ella? La canción que hoy va a acompañar mis palabras es bastante motivante, pero más lo es el videoclip. Es que claro si sale Ricky Martín dándolo todo…vuelve loca a cualquiera eh o no? Pues eso, que espero que se os suba la adrenalina tanto como a mi. “Y es que tu cuerpo es pura adrenalina que por dentro me atrapa. Me tiene al borde de la locura…”.

PD: Jenni, ¿por qué te has colado otra vez en mi blog? Tienes que estar en todos los sitios, hija. ¿No te basta con estar estupenda? Aiiins, que sea la última vez. Puedo prometer y prometo que no volverá a aparecer una canción tuya en mi blog.

Let´s get loud

Querido lector/a de este blog en diario Sur:

¿Qué tal estás? Seguro que olíendo a incienso desde tu habitación o desde quiera que me estés leyendo. Aiinss, ese olor a incienso,  que yo no sé lo que tiene que se queda impregnado en cualquier sitio y lo llevas pegado hasta saber tú cuando. Ah, se me olvidaba. Que yo me lio y me lio y se me va el santo al cielo. Mi nombre es Ángela Campos y sí, soy de Málaga. Llevo a esta tierra por bandera y presumo siempre de ella. Es que vivimos en uno de los mejores sitios de todo el país, eh o no?

Y os preguntaréis que qué hago yo con un blog en Sur. La verdad es que ni yo misma lo sé. Bueno, en realidad, sí que lo sé. Quiero compartir mi vida con vosotros, pero con un ingrediente que le dé más chispita: la música. Ella ha sido mi fiel compañera en todos los años que llevo de vida (de momento, no te voy a decir cuántos tengo jeje) y  quiero darle el reconocimiento que se merece. Por ello, cada entrada irá acompañada de una canción, la que mejor refleje la situación que me toque vivir ese día, cosa que no me resultará muy complicada ya que me paso las horas cantando mentalmente  (y ahora es cuando mi mente dice: “Cantando, me paso el día cantando”. Por cierto, también transformo canciones hiperconocidas). Es como llevar una radio a cuestas y algunas veces puede resultar una tortura, hasta el punto de no dormir porque la misma canción se repite una y otra y otra vez en mi cabeza.

Por ese amor tan intenso y tan grande que siento hacia la música, he decidido autobautizarme como “La loca enamorada de la música”. Disfrutaremos mucho durante estos días de esta compañía mutua, amigo/a (aaaaah tengo un nuevo friend ¡Qué chulo!).

Como dice Jennifer López, let´s get loud (“Vamos a hacer ruido”, en inglés).