9-web-700

«Estoy viviendo una situación desesperada»

«No tengo trabajo y seguro me van a desahuciar porque hace seis meses que no puedo pagar la casa. Tengo una mujer con discapacidad y no cobra ayuda. Los medicamentos que necesita son muy caros. Hemos hablado con la asistente social pero dice que no puede hacer nada, y les da igual, van a dejar que se muera. El otro día me tiré a la calle a pedir dinero. El año pasado tuve que vender cosas de mi padre para intentar ayudarla. He hecho muchos cursos del Ayuntamiento, cursos pequeños, algunos pagados… pero todo esto parece que no sirve para nada. Yo trabajo de lo que sea para conseguir algo con lo que pagar los medicamentos y comer. Vivimos una situación muy grave. Si mi mujer no estuviera tan enferma regresaríamos a África, pero en mi país no tienen medicinas. Ella tiene aquí un descuento del cuarenta por ciento, pero son muchos y muy caros. Todos los días me recorro la ciudad para dejar el currículum en cada sitio, y estoy seguro de que en cuanto me doy la vuelta lo rompen. Estoy cansado. Yo sé que otra gente tiene su historia, pero esta es la mía y me duele, estoy viviendo una situación desesperada».

8-web

«La educación no es una asignatura de la carrera»

«Cuando yo era niña mi madre me enseñó muchas cosas, y una de ellas es que hay que hacer el bien y no mirar a quien. Siempre que se pueda echar una mano a las personas necesitadas hay que hacerlo, porque la vida es eso, tenernos el uno para el otro. También me repetía siempre que la educación no es una asignatura de la carrera, sino que es algo con lo que se nace y se cuida. Y es verdad, seguro que hay mendigos en la calle con muchísima más educación que algunos multimillonarios que tratan a las personas con la punta del pie».

7-web-700

«Nos hemos quedado en la calle»

«¿Desde hace cuánto os conocéis?».
Señora de la derecha: «Unos diez añillos, ¿verdad?».
Señora de la izquierda: «Yo creo que sí».
Señora de la derecha: «Nos conocimos en un colegio de adultos, en calle San Millán».
Señora de la izquierda: «Que ahora está en la Alameda de Capuchinos, allí nos conocimos. Y últimamente estuvimos en unos ordenadores de la Cruz Verde».
«¿Aprendiendo informática?».
Señora de la izquierda: «Si, también nos abrimos un blog».
Señora de la derecha: «Yo tengo uno que me hice de los reyes católicos».
Señora de la izquierda: «Y yo otro de los musicales en el cine, ¿no era?»
Señora de la derecha: «Es lo último que hicimos, lo que pasa es que con la cosa de la crisis han cerrado el centro».
«¿Sabéis de qué administración dependía?».
Señora de la izquierda: «Sería por la Junta de Andalucía, creo yo. Hija mía, con la crisis…».
Señora de la derecha: «Nos hemos quedado en la calle».
Señora de la izquierda: «Y la verdad que lo echamos de menos. Porque claro, para mi que tengo más edad que ella es bueno tener siempre una actividad. Por eso me metí en el colegio de adultos, y además la amistad».
Señora de la derecha: «Se conoce a muchas personas».
Señora de la izquierda: «Muchas excursiones, ¿verdad que se echa de menos? Y los talleres de pintura en tela…».
Señora de la derecha: «También hemos hecho pendientes, pulseritas…».
Señora de la izquierda: «Y ahora no hacemos de ‘ná’. Andar».

5 web

«Supongo que la vida en parte es eso, dejarte llevar»

«No sé qué será de mi dentro de unos años. Yo hice el bachiller tecnológico porque quería hacer arquitectura y he acabado estudiando comunicación audiovisual. Supongo que la vida en parte es eso, dejarte llevar. Creo que no hay que tener un objetivo completamente cerrado porque todo da muchas vueltas. Quién sabe, igual en un futuro no estoy en España o quizás me gusten cosas que ahora desconozco. Sí, hay que ser realista y no estar todo el día soñando, pero nunca se puede perder la ilusión. Sólo tenemos una vida y amargarse no sirve para nada, por eso creo que escoger una carrera sólo por sus salidas no tiene sentido, dedicarse a algo que no te gusta te acaba robando la energía. Está claro que el dinero es esencial para sobrevivir, pero no puede ser el único fin».

7-web

«Extraño el buen humor que tenía siempre»

«¿Quieres compartir alguna experiencia que te haya marcado?».
«Las vivencias que suelen marcar mi vida casi siempre son las del fallecimiento de alguien muy cercano. Un viaje me enriquece, pero no me cambia la vida. Marcarme, me marcó la muerte de mi padre. Él murió hace once años, además fue inesperado. Claro, como no lo esperaba me afectó más, aunque ya está superado».
«¿Cómo conseguiste afrontarlo?».
«Pues influyó la distancia, porque mi padre vivía en Tarifa con mi madre y yo vivía aquí, en Málaga. La distancia me hizo afrontarlo de forma diferente. Tuve que hacer un trabajo personal porque él fue una persona muy importante en mi vida, fue alguien que luchó mucho para llegar donde llegó y vivir lo que vivió. También, como soy el hermano mayor tuve que hacerme un poco el fuerte delante de los demás».
«¿Qué echas más de menos de él?».
«Aparte del cariño de padre, extraño el buen humor que tenía siempre. Eso lo eché mucho de menos durante mucho tiempo, de hecho todavía me acuerdo de cosas y me río solo. Él era de Cádiz, tenía una forma de expresar las cosas y de cuidar de nosotros muy especial. Era una especie de mamá gallina pero en hombre». 

2-web700

«No me sirve la prensa oficial»

«El telediario es lo más antiperiodístico que hay. Es un lavado de cerebro acojonante. En veinte o treinta minutos que dura un informativo te han metido treinta temas, sin posibilidad alguna de procesarlo. Además, termina siempre con una noticia feliz, como en las películas de Hollywood de los años cincuenta, no se vaya a ir la gente preocupada. Es una fuente de adiestramiento y adoctrinamiento».
«¿Y la prensa? Se profundiza más».
«Tal vez se pueda considerar una fuente de información algún que otro medio independiente. No me sirve la prensa oficial. ¿Cómo te vas a informar hoy leyendo El País? En otro tiempo todavía, hoy es basura absoluta. Es criptofascista, y no tan cripto. Total, en las noticias nacionales pueden decir alguna cosilla contra el PP, quizás. Pero tú lees lo referente a Latinoamérica y dices, pero ¿qué estoy leyendo: Arriba, Pueblo, ABC? Ya hace muchísimo tiempo que no se me ocurre darle por saco a mis neuronas leyendo eso».

5-web

«Creía que se me iba la vida»

«Hay gente que no entiende el vínculo tan fuerte que puede tener una persona con su mascota. Mi hermana, por ejemplo, me dice que estoy loca porque me importa más lo que le pase a Freddy [su perro] que a algunas personas que ni conozco, pero es la verdad. En septiembre del año pasado se puso enfermo de leishmaniasis y durante un mes estuve que creía que se me iba la vida, porque nadie sabía decirme qué le pasaba».

1web

«Siempre nos hemos llevado mal»

«Tengo nada más que ochenta y ocho años a la espalda. Yo nunca he sido filósofo, desde luego, pero… en fin, la vida me ha enseñado muchas cosas. Que, por ejemplo, siempre nos hemos llevado mal, que siempre estamos tratando de ponernos la zancadilla los unos a los otros y que cuando algún amigo tiene más suerte que yo le tengo envidia. No es mi caso, hablo en términos generales».

¡Hola Mundo!

Bienvenidos a Humans of Málaga, un espacio dedicado a homenajear a mis paisanos. Quien haya visitado mi localidad sabe que está llena de belleza y de historia. Polifacética en ambientes y actividades culturales, Málaga no sólo se reduce a sus playas, al tiempo envidiable y a la figura de Pablo Picasso: también es la ciudad de los espetos a tres euros, las biznagas y los malagueños.

Siempre he creído que las personas son las que crean el encanto de cualquier lugar. Cada uno de los individuos que camina por las calles malagueñas contribuye a enriquecer la gracia de esta ciudad. Todos los seres, con sus vidas, circunstancias, historias y pensamientos, moldean un lienzo admirable por su diversidad.

El objetivo de este blog es crear un archivo de rostros malagueños y mostrar lo que se esconde detrás de cada mirada.