Archivo por meses: mayo 2014

9-web-700

«Estoy viviendo una situación desesperada»

«No tengo trabajo y seguro me van a desahuciar porque hace seis meses que no puedo pagar la casa. Tengo una mujer con discapacidad y no cobra ayuda. Los medicamentos que necesita son muy caros. Hemos hablado con la asistente social pero dice que no puede hacer nada, y les da igual, van a dejar que se muera. El otro día me tiré a la calle a pedir dinero. El año pasado tuve que vender cosas de mi padre para intentar ayudarla. He hecho muchos cursos del Ayuntamiento, cursos pequeños, algunos pagados… pero todo esto parece que no sirve para nada. Yo trabajo de lo que sea para conseguir algo con lo que pagar los medicamentos y comer. Vivimos una situación muy grave. Si mi mujer no estuviera tan enferma regresaríamos a África, pero en mi país no tienen medicinas. Ella tiene aquí un descuento del cuarenta por ciento, pero son muchos y muy caros. Todos los días me recorro la ciudad para dejar el currículum en cada sitio, y estoy seguro de que en cuanto me doy la vuelta lo rompen. Estoy cansado. Yo sé que otra gente tiene su historia, pero esta es la mía y me duele, estoy viviendo una situación desesperada».

8-web

«La educación no es una asignatura de la carrera»

«Cuando yo era niña mi madre me enseñó muchas cosas, y una de ellas es que hay que hacer el bien y no mirar a quien. Siempre que se pueda echar una mano a las personas necesitadas hay que hacerlo, porque la vida es eso, tenernos el uno para el otro. También me repetía siempre que la educación no es una asignatura de la carrera, sino que es algo con lo que se nace y se cuida. Y es verdad, seguro que hay mendigos en la calle con muchísima más educación que algunos multimillonarios que tratan a las personas con la punta del pie».

7-web-700

«Nos hemos quedado en la calle»

«¿Desde hace cuánto os conocéis?».
Señora de la derecha: «Unos diez añillos, ¿verdad?».
Señora de la izquierda: «Yo creo que sí».
Señora de la derecha: «Nos conocimos en un colegio de adultos, en calle San Millán».
Señora de la izquierda: «Que ahora está en la Alameda de Capuchinos, allí nos conocimos. Y últimamente estuvimos en unos ordenadores de la Cruz Verde».
«¿Aprendiendo informática?».
Señora de la izquierda: «Si, también nos abrimos un blog».
Señora de la derecha: «Yo tengo uno que me hice de los reyes católicos».
Señora de la izquierda: «Y yo otro de los musicales en el cine, ¿no era?»
Señora de la derecha: «Es lo último que hicimos, lo que pasa es que con la cosa de la crisis han cerrado el centro».
«¿Sabéis de qué administración dependía?».
Señora de la izquierda: «Sería por la Junta de Andalucía, creo yo. Hija mía, con la crisis…».
Señora de la derecha: «Nos hemos quedado en la calle».
Señora de la izquierda: «Y la verdad que lo echamos de menos. Porque claro, para mi que tengo más edad que ella es bueno tener siempre una actividad. Por eso me metí en el colegio de adultos, y además la amistad».
Señora de la derecha: «Se conoce a muchas personas».
Señora de la izquierda: «Muchas excursiones, ¿verdad que se echa de menos? Y los talleres de pintura en tela…».
Señora de la derecha: «También hemos hecho pendientes, pulseritas…».
Señora de la izquierda: «Y ahora no hacemos de ‘ná’. Andar».

5 web

«Supongo que la vida en parte es eso, dejarte llevar»

«No sé qué será de mi dentro de unos años. Yo hice el bachiller tecnológico porque quería hacer arquitectura y he acabado estudiando comunicación audiovisual. Supongo que la vida en parte es eso, dejarte llevar. Creo que no hay que tener un objetivo completamente cerrado porque todo da muchas vueltas. Quién sabe, igual en un futuro no estoy en España o quizás me gusten cosas que ahora desconozco. Sí, hay que ser realista y no estar todo el día soñando, pero nunca se puede perder la ilusión. Sólo tenemos una vida y amargarse no sirve para nada, por eso creo que escoger una carrera sólo por sus salidas no tiene sentido, dedicarse a algo que no te gusta te acaba robando la energía. Está claro que el dinero es esencial para sobrevivir, pero no puede ser el único fin».