Las brujas de Zugarramurdi

las_brujas_de_zugarramurdi_22823.jpgArgumento:

Jose y Tony son dos parados que organizan un atraco a un establecimiento de “Compro Oro” en el centro de Madrid. Al escapar asaltan el primer taxi que encuentran y se dirigen a Francia para allí repartirse el botín. Pero al llegar al pueblo vasco de Zugarramurdi son atrapados por un aquelarre de brujas que predijeron su llegada y tienen un especial interés en ellos y en su botín.

Película que navega entre la comedia gamberra, la acción y lo sobrenatural. Con unos personajes inolvidables. Una historia muy original que no pierde fuelle. Alex de la Iglesia es uno de los directores más arriesgados de nuestro cine, algunos de sus proyectos han acabado en estrepitoso fracaso, pero en otros casos, como el que nos ocupa, obtiene un producto artístico ingenioso, original e irrepetible.

El director bilbaino ha realizado un trabajo brillante como no se le había visto en mucho tiempo. No cabe temer que a la mitad del metraje vaya a estropearlo todo y que el final sea un bodrio sin sentido. Esta es una película redonda en la que todo tiene una razón de ser.

En esta historia, el trío (cómico) protagonista empieza haciendo una road movie, y sin comerlo ni beberlo, llegan al País Vasco y se va introduciendo en la leyenda popular vasca de las brujas que habitan en Zugarramurdi y llevan a cabo sus ritos y aquelarres en las cuevas del lugar. Al tener los primeros encontronazos con una de ellas empiezan a notar que hay algo raro, pero cuando otra les seduce para que la sigan a su casa acaban atrapados a merced de estas mujeres poderosas y vengativas. El telón de fondo perfecto para desarrollar el conflicto de la guerra de los sexos.

Los personajes son una de las grandes bazas del film, agrupados en los dos bandos; hombres y mujeres, teniendo problemas sin resolver entre ellos, y ofreciendo apoyo y protección dentro de cada uno.

Representadon la amistad y solidaridad masculina tenemos a tres grandes actores españoles:

Hugo Silva está impresionante el papel de hombre de mediana edad muy quemado con su divorcio, odiando a muerte a su exmujer, intentando ganarse el cariño de su hijo, y en una situación de desempleo que le obliga a idear un robo para subsistir.

Genial la pareja que hace con un sorprendente Mario Casas interpretando a Tony, un relaciones públicas de discoteca que también se ha quedado en paro y participa en el plan para tener dinero con el que darle caprichos a una novia que cree demasiado buena para él y que le inspira temor.

Y el que falta para formar el trío, Jaime Ordóñez dando la sorpresa y demostrando que en realidad es un buen actor y no un cómico de segunda; intepreta a Manuel, taxista al que abordan durante la huida y obligan a punta de pistola a que les lleva a Francia.

Estos tres personajes descubren que hay algo que les une: su odio, miedo y resentimiento hacia las mujeres. Por esto los tres acaban colaborando en el robo y acuerdan no volver a caer en las garras de ninguna mujer. Entre los tres tienen unos puntazos increibles.

También hay que contar a los inspectores de policía que buscan a Jose y Tony: una pareja de colegas que también están sufriendo en sus relaciones.

Representando la amistad y solidaridad femenina, junto con el misticismo y la magia de las brujas, tenemos a dos leyendas del cine español y a una joven actriz:

Terele Pavez está bien como siempre en el papel de Maritxu: la veterana del aquelarre que ya no se encuentra del todo bien para realizar las tareas propias de una bruja, le ha cedido el testigo a su hija, y sigue junto a ella ocupándose de lo que puede.

La legendaria Carmen Maura hace el papel de Graciana, la bruja que está al mando del aquelarre, parece una señora normal cuando los hombres la conocen, pero cuando ya los ha atrapado muestra su verdadera cara.

La bruja jóven es Carolina Bang, una actriz que no ha defraudado tanto como se esperaba. Eva está en la edad de demostrar a sus mayores de que quiere seguir su estela y ser una bruja, así que las demás la observan y esperan mucho de ella.

Luego está la exmujer de Jose: una mujer fría y echada para alante que tiene un ataque de furia cuando se entera de lo que ha hecho su exmarido y le sigue en coche hasta Zugarramurdi.

Una comedia de acción muy divertida, humor gamberro que te producirá carcajadas. El guión tiene momentos estelares, sin dejar de ser serio es irónico y gracioso. La fotografía y la ambientación se puede mejorar. La banda sonora no es nada notable en ningún momento. Los efectos especiales no están nada conseguidos, lo suficiente como para que se entienda lo que pasa pero no tanto como para que quede bien visualmente.

En general, muy recomendable para pasar un rato divertido, el cine de Alez de la Iglesia, si está bien hecho es muy disfrutable. Para dejarse llevar hacia el Salem español.

Lo mejor:

Los personajes separados en grupos de mujeres y hombres.

Los puntazos del personaje de Mario Casas.

Lo peor:

Los aspectos técnicos no están cuidados en gran parte del film.

Del 1 al 10 le doy un: 7,5.

Interestatal 60

 

Argumento:Interstate_60-541679187-large.jpg

Neal Oliver es un jóven artista que intenta vivir de sus cuadros sin mucho éxito. Tiene una novia que no aprueba esta ocupación y unos padres que tampoco están de acuerdo y quieren que estudie derecho. El día que cumple 22 años no puede más con la situación y al soplar las velas pide una respuesta como deseo. A partir de ese momento aparecen en su vida dos personajes excéntricos, uno le ofrece un trabajo y el otro le va dando consejos sobre la vida mientras viaja hacia su destino.

Es una road movie excéntrica, graciosa, aleccionadora, inteligente e inesperada. Por el título ya se puede adivinar que en la película va a haber un viaje por carretera con el que el espectador conocerá la verdadera cultura americana. Y hubo un viaje, uno totalmente inesperado, que no se trató solamente de un recorrido en coche, sino de un viaje por la vida.

Comenzando con el argumento de un hombre que busca su sitio en la vida, se encuentra con un personaje que le concede el deseo de tener todas las respuestas del universo, y con otro personaje que le da una lección sobre las ilusiones ópticas y le deja reflexionando, después de salir del hospital y ver mensajes confusos en vallas publicitarias, se presenta en el lugar que decían los carteles y recibe una oferta de trabajo: tiene que llevar un paquete a un pueblo inexistente conduciendo por una carretera inexistente. Un inicio muy extraño que se desarrolla a un ritmo lento, comparado la segunda parte del film, lo que viene siendo la parte de road movie; donde se desarrolla el viaje vital que discurre entre decisiones que debe tomar el protagonista para seguir adelante. Decisiones que se presentan a lo largo de toda una vida le ocurren al protagonista durante varios días de viaje.

La película pretende dar una lección sobre la vida, mostrando las decisiones correctas que se deben tomar en cada intersección que ponga la vida. Aunque es cierto que da valiosas lecciones y toda la información necesaria. El protagonista se va a encontrar con gente muy peculiar y situaciones de locura.

El casting es bastante extraño, son caras conocidas en una película indie.

James Mardsen es un actor muy soso cuya cara esta hecha para la sonrisa, y por mucho que lo intente no puede poner otra expresión. Es el protagonista, Neil, un hombre en una encrucijada, puede elegir la ruta que le marcan sus padres o seguir su propio camino y arriesgarse a vender sus cuadros. Va a vivir una loca aventura llena de experiencias durante su camino a la imaginaria Danver para entregar un paquete, un viaje le ayudará a decidirse.

Gary Oldman está muy raro teñido de pelirrojo, e interpreta a un personaje mucho más extraño. Una especie de genio de la lámpara americano que concede un deseo a cada persona y después se queda con ella para ver como le va con su deseo hecho realidad, es un hombre sonriente y jovial que disfruta jugando con la mente de la gente, alguien neutral que concede deseos, sea cual sea.

Los demás actores son los secundarios que vienen y van mostrando distintas consecuencias de decisiones tomadas al protagonista. Amy Smart como la chica perfecta para el protagonista y uno de sus objetivos en el viaje. Christopher Lloyd como un maníaco sin nada que perder que viaja con el protagonista durante un tiempo.

El ritmo es irregular, tarda mucho en entrar en el verdadero meollo de la cuestión, pero una vez que llega no repite el fallo de otras películas y continúa a un ritmo perfecto.

Pasas un rato divertido, con un buen rollo impresionante, y obtienes un impulso bienintencionado para hacer lo que te gusta y olvidar lo demás que no sirve de nada para crecer como persona.

Es absolutamente recomendable para todo el mundo, es una película que te invita a reflexionar y te pone patas arriba las percepciones que tenías sobre el mundo.

 

Lo mejor:

Cuadro de secundarios excéntricos.

Ofrece un montón de enseñanzas de la vida.

 

Lo peor:

Demasiado pretenciosa en sus planteamientos.

James Mardsen y su eterna sonrisa cansan.

 

Del 1 al 10 le doy un: 7,5.

El último samurai

El_ultimo_samurai.jpgArgumento:

El capitán Nathan Algren es un soldado de la Guerra Civil americana que participó en numerosas campañas contra los indios, se arrepiente mucho de lo que hizo y vive una existencia miserable. Un día un empresario japonés les ofrece a él y al mando superior del ejército, un suculento contrato: enseñar técnicas de combate al ejército japonés, el cual se enfrenta a la rebelión de los samurais, liderada por el legendario Katsumoto.

Película de aventuras a la antigua usanza. El último samurai, solo con el título, está diciendo que vas a conocer a este pueblo milenario japonés y que vas a ver cuales fueron sus últimos coletazos. Y eso hace, la película mete al espectador de lleno en la aldea samurai, en sus costumbres, su día a día, en las personas que viven en ella y, sobre todo, en su filosofía de vida.

Edward Zwick ofrece una película de acción y aventuras con el trasfondo del fin de una cultura: la samurai. No solo su forma de luchar, también su forma de pensar y de entender la vida. Estos hombres que se dedicaban a servir al emperador de Japón prestándole sus habilidades en el arte de la guerra, que tenían una vida humilde y sencilla, y que se guiaban por regios principios morales muy diferentes a los occidentales.

Es la historia de un capitán americano que viaja a Japón por un trabajo, y por azares del destino acaba preso en la aldea samurai del hijo de Katsumoto, los samurais le mantendrán con vida para aprender del enemigo. Pero al final es el capitán Algren el que más aprende de ellos, la forma de vida de esta aldea le parece fascinante y las enseñanzas de Katsumoto sobre el honor y el camino del guerrero algo digno de seguir.

Tom Cruise lleva a cabo una interpretación bastante plausible del capitán americano que se queda maravillado con la cultura asiática y empieza a formar parte de ella de la mano de uno de sus mayores exponentes: el samurai Katsumoto. Este es un personaje del que tenemos una mínima referencia y cuya personalidad se empieza a desarrollar cuando llega a la aldea, antes era de los más olvidable.

Ken Watanabe es un actor asiático muy famoso y muy bueno que aparece en todas las películas comerciales de proyección internacional de la industria. Aquí interpreta con su pulcritud habitual a Katsumoto, uno de los últimos samurais que vivió conservando las costumbres milenarias de este pueblo y seguía enfrentándose a sus enemigos con katanas y arcos.

Koyuki interpreta a Taka, la hermana de Katsumoto, que acoge a Algren en su casa mientras se queda en la aldea. Es una mujer de mirada triste, conocedora de su deber y con dos hijos pequeños a su cargo. Esta maravillosa actriz japonesa consigue expresar emociones solamente con su expresiva mirada.

La forma en que está rodada la película recuerda mucho a las antiguas cintas de héroes y aventuras. Y es lo que esta película ofrece: un héroe repentino y un héroe consolidado enfréntandose a múltiples enemigos con poca posibilidad de ganar.

La banda sonora es una de las mejores de su época, muy emocionante, compuesta por el siempre brillante Hans Zimmer.

La leyenda de los samurais, la filosofía oriental… la enseñanza de esta película es que se puede aprender mucho de otras culturas, y que concretamente Japón tiene mucho que mostrar al mundo.

Recomendable si te sientes atraido por la cultura japonesa, si te gusta Ken Watanabe o Tom Cruise.

 

Lo mejor:

El reflejo de la cultura samurai en extinción.

 

Lo peor:

A la película le falta emoción, va demasiado a lo profundo de la idea y no le saca tanto partido estético.

 

 

Del 1 al 10 le doy un: 7.

Prisioneros

Argumento:cr_13_prisioneros.jpg

Anna y Joy son dos niñas pequeñas que han desaparecido, dejando a sus familias rotas y en estado de depresión. El padre de Anna, Keller, se está desesperando cada vez más, presiona agresivamente al detective que se está haciendo cargo del caso, y al ver que este no consigue resultados decide tomarse la justicia por su propia mano y secuestrar a un vecino que cree culpable de la desaparción.

Una historia desoladora, impactante y morbosa al mismo tiempo, con grandiosas interpretaciones de los dos actores principales, un estilo de dirección muy cuidado, una fotografía que consigue una gran inmersión en el ambiente, la banda sonora muy acorde a la situación y las emociones que te quiere transmitir… aspectos formales y de contenido que hacen de ella un buen thriller.

Difícil de ver debido a varios temas como la desolación de las familia ante la desaparción de las niñas, la solitaria y triste vida del detective, y la posterior situación de indefensión de un chico que ni el espectador ni el personaje sabían si era realmente culpable. Además de que consigue transmitir sentimientos de lastima, inquietud, nerviosismo y expectación que dejan al espectador hecho un guiñapo. Es una película muy dura.

Es la historia de un padre que pierde la cabeza y está dispuesto a hacer lo que sea para encontrar a su hija. El problema es que se convence a sí mismo de que el culpable es un chico, al que secuestra y pretende sacarle a golpes la ubicación de su hija. Mientras tanto un detective de la policía sigue los procedimientos oficiales para identificar posibles secuestradores bajo la presión de Keller, conforma avanza en la investigación, basada en pistas peregrinas, se da cuenta de las extrañas desapariciones y el comportamiento sospechoso de este, y así pierde el tiempo averigüando que le pasa. La postura que toma el personaje de Keller y sus acciones son muy interesante desde un punto de vista psicológico, y le planteán bastantes dudas al espectador sobre si ellos mismos llegarían a esos extremos por un hijo.

Los actores realizan un gran trabajo, ha sido una sorpresa ver a Hugh Jackman haciendo bien un papel tan difícil:

Keller es el padre de una de las niñas desaparecidas, está muy descontento, cree que la policía no hace lo suficiente y también cree que él, como padre, tiene el deber de buscarla y hacer todo lo posible. Hugh Jackman está magnífico, se mimetiza totalmente con el papel, poniendo la cara de desesperación que se va convirtiendo gradualmente en locura.

El detective es un hombre muy comprometido con su trabajo, pero a la vez es muy realista como ha tratado un trabajo tan comprometido y absorvente, que es más fácil desempeñar si estas solo. Jake Gyllenhaal es por lo general un buen actor, aqui hay una pega que ponerle, cansa mucho que esté repitiendo la misma palabra cada vez que se sorprende.

La fotografía y la banda sonora se combinan muy bien entre ellas, y la dirección es fantástica, Denis Villanueve consigue transmitir toda la tensión y el malestar en dosis suficientes para que tengas mal cuerpo, pero no muy altas como para que te quieras ir. En realidad si el espectador decide quedarse por alguien, es por las niñas desaparecidas y el detective, porque ni las familias ni el chico sospechoso llegan a simpatizar con el espectador.

Recomendable si eres una persona sensible y te gustan los thrillers policiacos.

 

Lo mejor:

Banda sonora.

Profundidad psicológica de Keller.

 

Lo peor:

Es muy dura de ver.

 

En una escala del 1 al 10 le doy un: 8,5.

Dark Water (la huella)

dark water

Argumento:

Dalhia Williams está en proceso de divorcio y luchando por la custodia de su hija. Se muda a una nueva zona, al apartamento más barato que puede encontrar. Allí su hija y ella empiezan a presenciar sucesos inexplicables como las manchas de humedad que no se van nunca y provocan goteras constantemente, y a oír extrañas voces en el piso de arriba.

Remake de una cinta japonesa con el mismo nombre. Los nipones son unos maestros del género de terror, aunque su cultura sea bastante diferente a la occidental, el miedo sigue siendo un sentimiento universal y las técnicas para crear terror en las personas son parecidas. En este caso se hace referencia a un pasado traumático que la protagonista quiere dejar atrás, pero que las fuerzas desconocidas del apartamento no la van a dejar.

Esta película es magnética, te mantiene observando con interés en todo momento, y cuando la acabas de ver te deja la sensación de paz porque todo haya terminado. El terror psicológico impera, da a conocer a unos personajes con los que se simpatiza facílmente o incluso se siente pena por ellos, y así es imposible que el espectador no se quiera quedar a ver que es de ellos, y más tarde que empiece a sentir el agobio que los sucesos extraños crean en la protagonista y su hija.

Algo con lo que todo el mundo se puede identificar: es la historia de una mujer con mucha inestabilidad en su vida, que ama a su hija por encima de todo, y que lo último que necesita es que las goteras de su nuevo piso no paren de soltar agua negra. Por mucho que el conserje se las arregle y que el propietario le prometa hacer obras en el piso vacío de arriba, el agua sigue cayendo agotando su paciencia y deshaciéndole los nervios.

Jennifer Connelly es una actriz mediocre que siempre está haciendo papeles de mujer trastornada. Su rostro de desequilibrada queda bien aqui, Connelly sabe perder los nervios muy bien. Solo tenía que intenta ser normal cuando está con la niña, y el resto del tiempo desatar el estado de tensión que implica una situación extresante como esta. Dalhia es una mujer con un pasado desagradable que la está persiguiendo y desafiando su cordura desde que se fue a vivir a ese apartamento.

Ariel Gade interpreta de una forma muy serena a la hija, que en este caso bien podría ser la madre, es muy madura y se da cuenta de que su madre no está bien y necesita ayuda. No le gusta lo que está pasando con sus padres, eso la pone triste y como consecuencia se retrae e inventa una amiga imaginaria.

Dougray Scott, está correcto, es el exmarido de Dalhia. Intenta pasar todo el tiempo posible con su hija y tiene razones para pensar que el estado mental de su exmujer no es el adecuado para dejarla a cargo de la pequeña.

John C. Reilly es un actor que está muy perdido y así es como hace un papel tan pequeño en una cinta de no mucha fama. Interpreta al casero, un caradura con mucha labia que tiene los apartamentos en condiciones bastante regulares, pero que siempre está dando largas a los inquilinos y lo arregla todo en el último momento.

Walter Salles crea atmósferas inquietantes y a la vez realistas que pondrían en tensión a cualquiera, y lleva a cabo una tarea notable en la dirección. Una buena idea fue la de jugar con el concepto de que la protagonista no está del todo bien de la cabeza, y sugiriendo varias veces que lo que está viviendo puede que no sea real.

La historia está banstante bien, el desarrollo es más que correcto, los recursos del cine de terror están presentes pero no en una gran medida, para ser una película de este género nunca llega a provocar tanto miedo como debería. Más bien se queda en drama/thriller familiar con elementos sobrenaturales de por medio.

Seguramente la asiática será la mejor versión de las dos, como suele pasar con los remakes, pero esta tampoco es mala.

No es una gran película de terror ni de nada, pero es atractiva de ver. Recomendable si te gustan Jennifer Connelly y/o los dramas.

Lo mejor:

La bien desarrollada idea de que la protagonista no está bien de la cabeza.

Lo peor:

Está denominada como película de terror, pero no llega a provocarlo nunca.

 

 

Del 1 al 10 le doy un: 6.

Matar a un ruiseñor

Matar-un-ruisenor.jpgArgumento:

En la época de la Gran Depresión de EEUU, en una población sureña un hombre negro es acusado de violar a una mujer blanca. Aunque su inocencia es evidente, los prejuicios de la época hacen más fácil que le declaren culpable sin pruebas. Solo un abogado se ha atrevido a defenderlo lo que le está granjeando odios entre la población.

Película origingal, crítica, bien realizada, una de las mejores del cine clásico. Fue en la época dorada del cine americano, cuando los directores y productoras hacían excelentes películas cubriendo todos los aspectos de la sociedad americana. Esta nos lleva al problema del racismo que arraigó en norteamérica; muestra a ciudadanos notables con buenos valores; y visita la época de la infancia, con niños despreocupados, que no entienden bien los problemas de los adutos y que sienten curiosidad por todas las cosas. El tipo de infancia que era tan venerada en los años 50 y 60 en EEUU.

Robert Mulligan la realizó señalar las barbaridades de la radicalización del racismo en los años 20 en EEUU, cuando todo el mundo odiaba a los negros solamante porque la mayoría de la gente lo hacía, porque era un rasgo de la sociedad. Una crítica muy fuerte a esta lacra social y un ensalzamiento de los héroes anónimos que no dejaron que la opinión de la mayoría les coartara para hacer lo correcto.

Es una historia sobre un pueblo que sigue los convencionalismos sociales y condena directamente a los de raza negra sin tener ninguna prueba. Entre ellos vive Atticus Finch, un abogado muy respetado y el único que se interesa en investigar el caso sin dar nada por sentado. Así el abogado empieza a ser objetivo de los grupos más radicales que le molestan en su casa y le discuten todo lo que hace. Atticus tiene dos hijos, a los que quiere y de los que es ejemplo a seguir, por tanto les explica porque hace lo que hace, inculcándoles el valor de la tolerancia y la profesionalidad.

Gregory Peck está fantástico como siempre en el papel de padre y abogado ejemplar. Su personaje tiene la capacidad de ver más allá de lo superficial y explicar conceptos complicados de una manera que todos puedan entender. Es viudo y cuida a sus hijos con la ayuda de una criada negra.

Los niños son los otros protagonistas de la cinta, los hijos, un chico de 10 años y una chica de 6 años, corretean por el pueblo, juegan, hacen trastadas… pero desde que ven a su padre siendo víctima de insultos y más preocupado de lo normal, se calman e intentan ayudarlo desde su pequeño entendiemiento de lo que está pasando.

La metáfora del ruiseñor aparece en un momento como una explicación que le da el padre a su hija, no rebelar nada, pero decir que es algo simple y lógico que se te queda en la mente.

Es en blanco y negro, con un uso de la cámara muy acertado. En los años 60, Hollywood producía películas muy buenas como esta, que trataban valores humanos que se podían encontrar en la sociedad occidental.

Es una película que se debería exhibir en los colegios de todo el mundo, que los niños vean la magnitud que llegó a tener el racismo en EEUU, como para culpabilizar a la raza negra de todas las maldades que ocurren.

Absolutamente recomendable, es de estas películas que te dejan un buen sabor de boca.

 

Lo mejor:

El punto de vista infantil que tiene la historia al principio.

 

Lo peor:

Actores secundarios sobreactuando.

 

 

En una escala del 1 al 10 le doy un: 9.

Los juegos del hambre: en llamas

en-llamas.jpg

Argumento:

Katniss Everdeen y Peeta Mellark han vuelto a casa sanos y salvos. Ganar los juegos significa convertirse en personajes públicos y viajar por Panem en la gira de la victoria. Al visitar los distritos se dan cuenta de que se están sucediendo revueltas inspiradas por ellos en muchos lugares. Mientras en el Capitolio, el presidente Snow, prepara el 75 aniversario de los juegos del hambre.

El fenómeno mundial volvía con la segunda entrega de los juegos del hambre. Continuando inmediatamente después de la primera, que dejó al público con la promesa de una segunda. El cuento futurista sobre las diferencias sociales, la tiranía, el amor y la solidaridad; se hace más adulta y empieza a adentrarse en las raíces de la política del terror y en como se le puede hacer frente. Todo visto desde el punto de vista de Katniss Everdeen.

Si se compara con la primera película es innegable la mejora de los aspectos técnicos, los efectos especiales, el trabajo de los actores, la fidelidad con el libro… está mucho mejor. Y si la vemos de forma individual nos quedamos con que es una película entretenida, bien hecha y que transmite un mensaje bastante interesante.

La historia contínua por donde acabó la anterior, Peeta y Katniss están en casa, las cámaras vuelven para la gira de la victoria y tienen que volver a representar la pantomima para el Capitolio. Durante la gira ven muestras de rebelión en los distritos, gente enfurecida luchando contra los agentes de la paz, mostrando su descontento al Capitolio. Ante este panorama el presidente Snow visita a Katniss para decirle que aplaque a los distritos y les demuestre que ella es solo una chica enamorada y no una rebelde.

Los tejemanejes del poder se ven muy bien en esta cinta, donde la guerra entre los rebeldes y el Capitolio se canaliza a través de una chica que no quiere saber nada de política, solo quiere salvarse, pero por circunstancias se ha convertido en un símbolo y se ha visto envuelta en un conflicto en el que los dos bandos pelean por tenerla de su lado.

La labor de los actores ha mejorado notablemente, sobre todo en el caso de la actriz protagonista:

Jeniffer Lawrence es una gran actriz que ya con el Óscar en mano se está haciendo su sitio, mientras que en la primera película el personaje y ella eran más inexpresivas, en esta Katniss tiene un rango mayor de emociones que Jeniffer encarna con gran maestría. Ahora Katniss es una chica con una gran responsabilidad que no ha buscado pero que tiene igualmente, y que además tiene problemas emocionales: se debate entre iniciar una relación más profunda con Peeta o llevar más allá la amistad que tiene con Gale.

Josh Hutcherson se mantiene en la línea, es un actor bastante decente. Peeta, que en esta película pone en práctica toda su labia, suele ser tranquilo, pero al ver la injusticia de los otros distritos y los levantamientos va acumulando rabia, para no explotar en público la contiene todo lo que puede.

El genial Woody Harrelson sigue en el papel del mentor borracho y sabio. Elizabeth Banks se vuelve a poner las pelucas de Effie, la representate con aires de grandeza. Sam Claffin se une al reparto, interpretando al misterioso Finnic, el ganador de los juegos más jóven de la historia. Jena Malone también es nueva, su personaje no deja indiferente a nadie, dice siempre lo que piensa sin importarle las consecuencias.

El nuevo director Francis Lawrence se ha fijado en los errores de la primera película y les ha puesto remedio a todos: se acabaron las cámaras en mano, los planos subjetivos y menos introspección; ahora nos las vemos con planos más grandes que enseñan más el mundo y con mayor claridad en las escenas. Además de contar con más dinero para realizar los efectos especiales que están muy bien conseguidos.

La saga de los juegos del hambre ha corregido errores, ha madurado, trata temas más enrevesados e igual de importantes. Sigue teniendo como bandera los buenos sentimientos y los valores éticos. Puede que sea más confusa en cuanto a historia, pero en todo lo demás ha mejorado muchísimo.

Recomendable si te has leído los libros, es muy fiel. También recomendable si te gusta Jennifer Lawrence, o si quieres ver una buena película de aventuras con mensaje político/ético de fondo.

 

Lo mejor:

Muy fiel al libro.

 

Lo peor:

El ritmo es muy rápido.

 

Del 1 al 10 le doy un: 8,5.

Los juegos del hambre

imagesCAUY5DLB.jpgArgumento:

En un futuro no muy lejano EEUU ha quedado devastado por la guerra, los territorios que quedan han formado una nación llamada Panem, compuesta por doce distritos gobernados por el tiránico Capitolio. Para mantener oprimida y controlada a la población cada año se celebran los juegos del hambre. Katniss Everdeen es una chica que se ve implicada en los juegos para salvar a su hermana.

Interesante fábula futurista sobre la riqueza, la pobreza y la solidaridad, pero ante todo sobre como el amor y el respeto vencen ante situaciones adversas. Todo ello mezclado con la decadente fastuosidad, la falta de empatía del Capitolio y con la violencia de los juegos.

Esta es la historia de Katniss Everdeen, una chica de 16 años que se ve obligada a hacerse cargo de su familia y a sobrevivir en su distrito, uno de los más pobres de Panem. Cuando por mala suerte su hermana pequeña sale elegida en la cosecha, Katniss no duda en presentarse voluntaria para salvarla, así se ve atrapada en los juegos del hambre. Un juego de supervivencia en el que un chico y una chica de entre 12 y 18 años de cada distrito, tienen que luchar a muerte hasta que solo uno quede con vida.

Los personajes están muy bien retratados a partir de las descripciones del libro:

Katniss es una superviviente, una chica fuerte y luchadora que nunca ha tenido las cosas fáciles, pero que siempre ha salido adelante gracias a sus habilidades como cazadora y arquera. Interpretada por una gran Jeniffer Lawrence que hace creíble cada una de las emociones de su personaje y se ha puesto en forma para toda la actividad física de las escenas de acción.

Prim es la hermana pequeña de Katniss, tiene 12 años y es la primera vez que su nombre entra al sorteo. Willow Shields está simplemente convincente en sus escasas escenas.

Peeta es hijo de panaderos y fue el chico elegido para representar al distrito 12 frente a Katniss, parece que la situación le supera y muestra una actitud negativa desde el principio. Josh Hutcherson ha simpatizado con el personaje creando al chico sensible, carismático y asustado al que le tocó participar en los juegos.

Gale es el amigo de toda la vida de Katniss, intenta animarla cuando va a los juegos, pero sabe que no tiene muchas posibilidades. Liam Hemsworth sale poco, pero esta correcto.

Es una película que habla sobre valores fundamentales y como estos prevalecen por muy desesperada que sea la situación. Ha habido algunas imprecisiones con respecto al libro, pero en general se pueden pasar por alto.

Los movimientos de cámara también se han pasado al intentar dar un efecto de mayor movimiento o confusión, y consiguen marear al espectador. Uno de los fallos más reseñables en cuanto a adaptación es que de la película se ha eliminado mucha violencia, el libro era mucho más crudo.

En resumen es una película entretenida que gustará a aquellos que se han leído el libro y también a los que les guste las historias futuristas, los juegos de supervivencia y que sean un poco románticos.

Lo mejor:

Jennifer Lawrence.

La historia.

Lo peor:

Movimientos de cámara muy bruscos.

Del 1 al 10 le doy un: 8.

Crash

crash-copia-1.jpgArgumento:

El descubrimiento en una cuneta del cuerpo de un hombre asesinado, hará que se entremezclan las vidas de varios habitantes de la ciudad de Los Ángeles: un policía veterano y racista, el compañero joven e idealista, un inspector de policía, la esposa del fiscal del distrito, un tendero iraní, un rico matrimonio negro, dos jóvenes negros, un cerrajero latino…

Un retrato del racismo que se se puede ver en Estados Unidos, más concretamente en la ciudad de Los Ángles, un crisol de culturas que no saben convivir. Es imposible que no choquen, las tensiones raciales se palpan en cada situación y en cada personaje, cada uno sufre a su manera el desprecio de los demás por ser de otra raza.

El escritor, Paul Haggis debuta en la dirección con una película coral que trata sobre el estado en que se encuentran las sociedades de cualquier país del primer mundo. Llegan personas de otros países, con otras culturas, que quieren compartir un poco de la riqueza nacional y ganarse la vida de una manera más o menos honrada, pero el rechazo hacia ellos puede permanecer en algunos sectores de la sociedad. Una historia que en 2005 se llevó el Oscar a mejor película.

Las historias de los personajes se entrecruzan, todos están relacionados entre sí de alguna manera y en ese día en Los Ángeles  se encontraron y se chocaron unos con otros. Parte del hecho de que un chico negro ha sido asesinado, se lleva la narración al día antes para contar la cadena de sucesos que han desembocado en este acto.

Cada actor del enorme reparto cumple bien con su función, si es cierto que cada historia individual es corta, juntas forman la buena película que es.

Son personajes que al principio se muestran de una manera, pero la sucesión de acontecimientos les va cambiando, la realidad les golpea y les lleva a hacer cosas que no hubieran imaginado.

Matt Dillon muy bien interpretando al policía racista, cegado por sus malas experiencias con los negros solo sabe maltratarlos amparándose tras su placa de policía. Ryan Phillippe es el compañero novato que se escandaliza con el comportamiento de su compañero y se quiere alejar de él. Estos dos paran a un matrimonio negro una noche, Terrence Howard y Thandie Newton, y solo les dejan marchar a cambio de pasar un rato con la mujer.

Sandra Bulock interpreta a una ama de casa rica, cuya plácida vida se altera cuando dos jóvenes negros le roban el coche, se asusta y empieza a recelar de los inmigrantes, sobre todo de su asistenta latina. Uno de los que le roba el coche es el hermano del inspector de policía intepretado por Don Cheadle, que por su raza, ha superado muchas más dificultades que cualquiera para llegar a ese puesto.

En otro lugar de la ciudad un iraní, Shaun Toub, tiene su tienda familiar y un problema de comunicación con el latino, Michael Peña, que le está arreglando la cerradura, lo que lleva a que el último no termine el trabajo y roben en la tienda esa noche.

Una sucesión de historias que tiene los problemas raciales de una sociedad moderna como telón de fondo. Con personajes muy creíbles, de los que se pueden encontrar por la calle todos los días, una banda sonora acorde con el aura de la película, ominosa al princpio y esperanzadora al final. El guión en general bien, pero abusa de términos términos despreciativos coloquiales y de discursos moralistas. Hay que mencionar que el montaje está muy bien hecho, algo muy necesario en una película tan fraccionada como esta.

No es una cinta tan buena como para ganar el Óscar a la mejor película, tiene sus fallos, no es una película perfecta, si que es redonda y tiene muchas virtudes… pero no se pueden olvidar los fallos de guión y que está tan fraccionada como para que el espectador se haga un lío.

Recomendable si te gustan los dramas humanos, la denuncia suave y las películas corales.

 

Lo mejor:

Banda sonora.

 

Lo peor:

Demasiado fraccionada, las historias quedan cortas.

 

 

Del 1 al 10 le doy un: 8.

Carrie

carrie-1976-poster

Argumento:

Una adolescente que sufre acoso en el instituto tiene la primera regla en las duchas después de clase, no tenía conocimiento sobre ello y se asusta, causando las burlas de sus compañeras de clase y fundiendo una lámpara. Tras este incidente Carrie descubre que puede mover cosas con la mente y empieza a investigar sobre la telequinesis. Mientras tanto los chicos populares de su clase le están preparando una broma pesada.

Carrie, decir su nombre ya produce sensaciones: adolescencia, acoso, fanatismo, chicas, chicos, sangre, crueldad, venganza… y es que esta chica creada por Stephen King es ya un clásico: es la heroína de los que han sido acosados en algún momento, una bandera del poder femenino y de la rabia adolescente.

Fue uno de los primeros libros que escribió el maestro del terror Stephen King, y en su día pensó que había sido una pérdida de tiempo, porque a nadie le interesaría la historia de una chica maltratada que recibe poderes telequinéticos a la par que la menstruación. No preveía el éxito que iba a tener su Carrie.

Tanto éxito que el libro fue muy bien acogido y hasta Brian de Palma se interesó por ello e hizo una película que hasta la fecha es la mejor adaptación de una novela del escritor. El director ha sabido coger lo más importante de la novela y plasmarlo de forma magistral en la pantalla, el terror psicológico encontraba una nueva vía de expresión en esta obra, creando escuela y sirviendo de inspiración para cintas posteriores.

Carrie es una chica que sufre mucho: vive con una madre fanática religiosa que no para de leerle la Biblia y obligarla a rezar a todas horas, y en el instituto los chicos se meten con ella porque es tímida y religiosa, no tiene amigos y nunca queda con nadie. El incidente en las duchas le descubre una parte de sí misma que desconocía y no puede controlar, a partir de esto empezará a ganar confianza en sí misma.

La actriz que lleva casi todo el peso de la película y que creó un personaje icónico que aún hoy continúa existiendo en el imaginario colectivo es Sissy Spaceck. Al principio te puso a una Carrie buena, sensible, tímida e inocente a la que querrías proteger de la maldad que sufre a diario, y desde esta base va subiendo a la valentía y la transgresión para terminar metiéndote miedo en el cuerpo con una sola mirada, fascinante.

Piper Laurie se puso un sobresaliente como actriz al entrar en la piel de la madre de Carrie: una mujer que no es capaz de ver más allá de sus creencias, que ve pecado en todas partes y es sobreprotectora con su hija.

Los demás son adolescentes compañeros de clase que se meten con Carrie simplemente porque es diferente a ellos y al estar sola no puede defenderse. Entre ellos William Katt, Nancy Allen y Jonh Travolta.

La dirección es impecable, Brian de Palma utilizaba recursos originales para la iluminación, la puesta en escena y los efectos especiales, no muy espectaculares por los pocos medios de los años 70, pero suficientes.

Terror psicológico en estado puro, gore en algunos momentos y mal rollo para un rato.

En realidad quien iba a decir que una apología de la adolescencia femenina iba a tener tanto éxito. Un buen libro, una obra maestra de película, un gran número de adaptaciones al cine y la televisión.

Carrie es un personaje con el que todas las chicas se pueden sentir identificadas, y en definitiva todos los que han sufrido abusos o están concienciados con el tema disfrutarán de la película.

 

Lo mejor:

La originalidad del planteamiento.

Sissy Spaceck.

 

Lo peor:

Escenas cómicas protagonizadas por los actores jóvenes.

 

 

En una escala del 1 al 10 le doy un: 9.