elfutbolj

El fútbol en la gran pantalla

Hoy media España se paraliza ante la final de la Copa del Rey, la otra mitad lo hace con Semana Santa, esa festividad que muestra mejor que nada que vivimos en un país laico.

Faltan pocas horas para que comience el partido y los medios de comunicación ya comienzan con las previas y similares que sirven, me imagino pues nunca he sido muy fan del fútbol, para calentar el ánimo e ir abriendo boca. Sin embargo, desde aquí os propongo una opción diferente: una película, pero como sé que hoy es difícil que, para los futboleros, exista algo más allá del deporte rey, doy mi brazo a torcer y os propongo una lista de películas sobre el balompié para disfrutar hasta que comience la final.

Probablemente, la más conocida, o una de las más conocidas, sea Quiero ser como Beckham (Gurinder Chadha, 2002). Aquí vemos a Jess (Parminder Nagra), una chica que desea convertirse en jugadora de fútbol profesional, a pesar de que sus padres insisten en que sea una “mujer convencional india”. El director presenta aquí un conflicto entre las tradiciones y las influencias que llegan desde Occidente, dejando el deporte en un segundo plano.

Hablando de David Beckham no se puede pasar por alto otro de los jugadores del Real Madrid que también sirvió de origen para una obra del séptimo arte: Zinedine Zidane.

En 2002 se estrenaba Zidane, como un sueño, un documental dirigido por Paul Elkaim, quien ofrece un repaso por la vida profesional de “Zizou” a través de los tres club en los que jugó: Burdeos, Juventus y Real Madrid, y por supuesto la Selección Francesa. 

El jugador galo también inspiró Zidane , un retrato del siglo XXI (Douglas Gordon, Philippe Parreno, 2006). En esta ocasión, nos trasladamos al Santiago Bernabeú en un partido contra el Villareal; entre los participantes se encuentra Zinedine, y con él casi una veintena de cámaras que registrarán todos y cada uno de sus movimientos, con la intención de ofrecer al espectador una visión mucho más completa de un partido de fútbol y del talento del crack francés. Esta original propuesta llegó a estar nominada en 2007 a los Premios César a Mejor documental, pero perdió ante En la piel de Jacques Chirac (Karl Zéro, Michel Royer). 

 Pero Zidane no es el único futbolista que tiene un documental propio. Otros grandes jugadores como Maradona también disfrutan de este honor.

Como no podía ser de otra forma, el documental lleva por título Maradona, la mano de Dios y fue dirigido por Marco Risi en 2007. Aquí, la historia no se centra en el ámbito profesional, sino que también vemos el aspecto más personal del argentino (interpretado por Marco Leonardi), así como algunas reconstrucciones y ficciones sobre su vida. Todo ello conjugado con talento en una obra de 113 minutos que trata de mostrar la vida de uno de los grandes futbolistas del mundo.

Otro jugador mítico como es Pelé, también ha hecho sus “pinitos” en el mundo del cine, aunque más como actor que como objetivo de un biopic, aunque para ser sinceros ya esta en marcha una película sobre su vida que se estrenará este año.

evasionovictoria

Volviendo a su faceta como intérprete, hemos podido verlo en Evasión o victoria (John Huston, 1981), compartiendo reparto junto a Stallone, Michael Caine o Max von Sydow.

La historia de esta cinta está inspirada en el llamado “Partido de la muerte“, en el que se enfrentaron el FC Start (formado por miembros del Dinamo y el Lokomotiv de Kiev) contra un equipo formado con oficiales nazis. Aún sabiendo la suerte que les deparaba si ganaban, el equipo local se hizo con la victoria y varios de sus jugadores fueron asesinados. En la película, los ucranios serían un grupo de prisioneros de un campo de concentración a los que ofrecen jugar un partido contra un grupo de soldados alemanes.

 La segunda incursión del brasileño en el cine fue con La extraordinaria historia del New York Cosmos (John Dower, Paul Crowder, 2006), club donde el propio jugador militó y que marcó un marcó un punto en la historia, ya que, entre las revueltas que azotaban a la ciudad, logró ascender y con ello entusiasmar a miles de neoyorquinos. Sin embargo, una serie de malas decisiones terminó por provocar la desaparición del equipo.

No puedo acabar esta lista sin mencionar el cine español. En un país donde el fútbol tiene tanto arraigo, es lógico que surjan títulos que tengan el deporte rey como punto central. Dejando de lado todos los documentales y especiales surgidos a raíz del título de Campeones del Mundo, existen varias películas que tratan, directa o indirectamente, el tema del balompié, tales como Diamantes negros (Miguel Alcantud, 2013), sobre el lado más oscuro del deporte; El árbitro (Justin Webster, Erin Zapirain, 2009), un documental sobre Miguel Ángel Pérez Lasa; El penalti más largo del mundo (Roberto Santiago, 2005); o Campeones (Antonio Conesa, 1997).

Sin embargo, creo necesario detenerme en Días de fútbol (David Serrano, 2003) pues en ella el deporte es un elemento secundario, una excusa para dar inicio a las historias de unos personajes fracasados que, a su vez, encuentran en el juego su única vía de escape, su motivación para seguir adelante, algo que define al fútbol más que cualquier cántico o himno.

díasde

Las películas mencionadas hasta ahora tienen algo en común: el sentimiento. De una u otra forma, todas tratan el fútbol como algo grande, y sus personajes sienten verdadera devoción hacia él. Sin embargo, hay otras que sacan este elemento de la ecuación y lo sustituyen por otro tipo de elementos, como es el caso de Shaolin Soccer (Stephen Chow, 2001), donde las patadas al balón se mezclan con la “técnica de la grulla”.

Efectivamente, es una película de kung fu y fútbol. Pero antes de condenarla, recomienda verla, especialmente para los amantes de la cultura oriental y para aquellos que no sean devotos del balompié.

Por supuesto, hay muchas películas sobre fútbol, pero enumerarlas todas sería una tarea hercúlea, así que me he limitado a nombrar algunas de las más significativas. Como dice el refrán, “no están todas las que son, pero sí son todas las que están”.