ochoapellidos

‘Ocho apellidos vascos’ logra evitar la piratería durante casi dos meses

El 14 de marzo se estrenaba Ocho apellidos vascos (Emilio Martínez-Lázaro) una película que acabaría por convertirse en la más taquillera y con más espectadores de la historia de nuestro cine. La cinta ha superado la barrera de los 50 millones de euros, pero a diferencia de otros títulos, no hay que pensar en el dinero perdido a causa de la piratería.

Hasta esta semana, no ha sido posible encontrar la película de Martínez-Lázaro en ninguna plataforma de descarga como Seriesly, ni en los llamados ‘top manta’. Mientras era posible ver o comprar otros estrenos como The amazing Spiderman (Marc Webb) o Noé (Darren Aronofsky), la producción de TelecincoCinema ha estado desaparecida de estos espacios hasta ahora, casi dos meses después de su estreno.

Según reconoce José Manuel Tourné, secretario general de la Federación para la Protección de la Propiedad Intelectual de la Obra Audiovisual (FAP) en declaraciones a ABC, el hecho de que el estreno se limite a España, impide mucho que la película sea pirateada, puesto la gran mayoría de copias piratas proceden de países como Estados Unidos y después son “dobladas” por los usuarios españoles.

A esto hay que sumar que las salas de cine en nuestro país han endurecido la vigilancia para tratar de frenar la grabación ilegal de las películas. Así, los pases de prensa y similares, suelen contar con personal encargado de vigilar a los asistentes para que no comentan este delito, a la vez que algunos cines cuentan con tecnologías especiales para detectar videocámaras e impedir el acceso a sus portadores.

A esto hay que sumar que se están llevando a cabo sanciones legales contra los infractores, por ejemplo, hace unas semanas un espectador fue detenido al tratar de grabar Gravity, sin embargo aún queda mucho camino por recorrer en este aspecto, puesto que esta sanción no supuso un registro del domicilio del infractor, por lo que no se pudo determinar completamente la pena.

De cualquier forma, Ocho apellidos vascos ha logrado evadir la piratería durante siete semanas, lo que supone un nuevo récord para una cinta que se está llenado de gloria.

Foto principal: sensacine.com